En el centro del problema… está el ser humano y la necesidad de su desarrollo
personal y familiar, como así también, la búsqueda del sentido de la vida. (Adaptado de lo señalado por la Conferencia Episcopal Argentina – dic 13)

Ver informe completo